Ciudad de México, a 6 de julio de 2021.-A pesar de la crisis de violencia criminal en Aguililla, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que seguirá con su estrategia de “abrazos, no balazos”, porque no es Enrique Peña ni Felipe Calderón.

Durante su conferencia mañanera expresó que se debe llevar a la práctica el amor al prójimo, optar por la paz y no dejarse manipular por los grupos delictivos, pidió el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a los pobladores de Aguililla y de toda la región de Tierra Caliente en Michoacán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here