Por: Redacción/Plural

México, DF., a 24 de febrero.-El Barcelona derrotó al Manchester City 2-1 en el primer juego de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Lionel Messi falló en su chance más clara: un penal en el descuento que le atajó Marc-André ter Stegen y que en el rebote definió de cabeza muy lejos del arco.

Barcelona dominó al Manchester y a los 15 minutos llegó al primer gol. Messi metió la pelota en el área, donde estaba Luis Suárez. El delantero uruguayo la bajó de cabeza y tuvo la fortuna de que la pelota pegó en Kompany y el rebote le quedó a él para sacar un tiro cruzado y establecer diferencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here