Morelia, Mich., a 3 de junio de 2021.-Para todos es sabido que la gran obra del gobierno juarista fue la promulgación de las leyes de reforma, por lo que el México de hoy no podría entenderse sin la obra reformista donde Melchor Ocampo jugó un papel fundamental, aseguró el Jefe de la División de Posgrado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Francisco Ramos Quiroz.

Durante la ceremonia del CLX Aniversario Luctuoso de Don Melchor Ocampo celebrado en el Colegio Primitivo Nacional de San Nicolás de Hidalgo, donde estuvo presente el rector Raúl Cárdenas Navarro, el Secretario General, Pedro Mata Vázquez, el Regente del Colegio, Miguel Ángeles Vázquez, y el Secretario Académico, Orépani García Rodríguez, el orador oficial recordó que un día como hoy se apagó la luz de uno de los más ilustres michoacanos, declarado “Benemérito del Estado” cuyo legado fue más allá de nuestra entidad.

Refirió que la vida intelectual de Don Melchor Ocampo no se limitó al campo del derecho, ya que también destinó tiempo para el estudio de la física, química, ciencias naturales, botánica e idiomas, era en suma, un enamorado de la ciencia.

El inicio de la actividad política de ocampo tuvo lugar en 1842, cuando fue electo diputado al Congreso Constituyente, ese Congreso que fue cerrado por las armas dando cuenta del autoritarismo muchas veces presente en nuestro México. La vida política llamó de nuevo a Melchor Ocampo y en 1846 tomó posesión como Gobernador de Michoacán, donde uno de los más importantes logros fue la reapertura del Colegio de San Nicolás y su restablecimiento como una institución civil y laica.

Así, el 17 de enero de 1847 abrió sus puertas el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, nombre impuesto por Ocampo, quien además se pronunció a favor del establecimiento de distintas carreras que sirvieran para formar nuevos profesionistas en áreas que resultaban necesarias, entre ellas la de derecho.

Por todo lo anterior puede decirse que Don Melchor Ocampo esbozó los principios de lo que a la postre sería nuestra gloriosa Universidad Michoacana, que desde sus inicios en el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo gozó de prestigio nacional, la cual desde sus inicios es orgullo de todos los nicolaitas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here