Por: Redacción/Plural

Morelia, Mich., a 24 de agosto.-El proyecto Segunda Etapa del Libramiento Sur, tramo Ramal Camelinas ha puesto en evidencia la ineficacia, ineptitud e impunidad del subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Raúl Murrieta Cummings, debido a que ha intentado engañar a la población moreliana sobre la viabilidad de un proyecto que pone en riesgo la vida de 14 mil personas que viven en la Loma de Santa María.

En octubre de 2014, Murrieta Cummings mintió al señalar que solo había resistencia ciudadana en un tramo estimado de 600 metros, donde se construiría el Túnel 2 del proyecto. Sin embargo, el estudio que la propia SCT mandó a elaborar documenta el riesgo del Túnel 1 que habla de 70 metros, mismo que es atravesado por la Falla Altozano y que pudiera concurrir en un colpaso en ese túnel.

Murrieta Cummings no consideró los parámetros de construcción de los Cortes 1 y 2 del Ramal Camelinas, los cuales no son adecuados y además no toma en cuenta los riesgos en el Viaducto en el que los parámetros de carga no están bien establecidos.

Murrieta Cummings habló de que ya tomaron en cuenta las recomendaciones de la UNAM, pero el trazo no se ha modificado ni se ha modificado el monto del proyecto que quedó en mil 250 millones de pesos.

De acuerdo a la legislación y la normatividad aplicable y a las atribuciones de los funcionarios de la SCT, los responsables de que ocurra un deslave en el Ramal Camelinas y cause la muerte de más de 14 mil personas por la construcción de la obra, serían el propio Murrieta Cummings así como el propio secretario de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza.

Asimismo, Murrieta Cummings ha mentido al señalar que no modificaron el trazo porque invadirían las Áreas Naturales Protegidas del área del Río Chiquito y de la Loma de Santa María, pero ninguna de estas Áreas existen con esos nombres.

Por otro lado, los audios difundidos el pasado 8 dejulio entre directivos de OHL México y el secretario de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, confirman la corrupción que existe en todos los niveles dentro de la dependencia federal. En específico, Murrieta Cummings es mencionado en una conversación donde el libramiento Atizapán-Atlacomulco, implicaría un sobrecosto de mil 500 millones de pesos más por un trazo adicional.

Me parece muy bien. ¿Y eso, lo sabe Murrieta?”. “Sí, eso lo sabe Murrieta y él lo va a comentar con Sergio en la reunión”, confirman directivos de OHL en el audio difundido en https://www.youtube.com/watch?v=tQDVhS3sqdc. El audio hace referencia a Raúl Murrieta Cummings, subsecretario de Infraestructura de la SCT.

Finalmente, Murrieta Cummings muestra su total impunidad en su puesto cuando se dieron a conocer en junio de este año audios en donde la entonces candidata del PRI al gobierno de sonora, Claudia Pavlovich pide a la SCT interceder para favorecer contratos carreteros. Pavlovich intercedió ante Murrieta Cummings para que empresarios sonorenses ganaran contratos de obras carreteras con valor de 442 millones de pesos, frente a otras empresas extranjeras. A cambio de eso, los constructores beneficados le prestaron al menos un avión para trasladarse en sus actos de proselitismo.

Claudia Pavlovich interviene ante el delegado de la SCT en Sonora, Javier Hernández Armenta y Murrieta Cummings para modificar de manera ilegal las bases de una licitación pública ya publicada, una maniobra similar a la realizada en el proyecto Segunda Etapa del Libramiento Sur, Tramo Ramal Camelinas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here