Por: José Cruz Delgado

 Morelia de todos……¡Los baches!

 Las Favelas de Morelia

 Poncho Martínez inepto

Lo normal es que los ricos miren por encima del hombro a los pobres, pero en Morelia es al revés. Son los pobres los que miran desde arriba a los ricos.

El inepto alcalde independiente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar no da una, los morelianos están hartos de sus ineptitudes y maldicen el día que votaron por él.

El émulo del Bronco piensa que el Centro Histórico es todo Morelia y ha dejado abandonadas a su suerte las colonias humildes, con muy poca vigilancia por lo que han aumentado los robos a casas-habitación y se considera la más peligrosa de Michoacán.

Presume que cuenta con una policía certificada, que es la única en el país pero fueron certificadas por él, la manipula a su antojo. La policía de Morelia en lugar de vigilar se ha convertido en el azote por las extorsiones que realiza con su consentimiento.

Sucede que además de ineptos, a los gobiernos independientes algo les pasa, de eso no cabe duda, ase les ocurre cada puntada que es para morirse de risa y a la vez de coraje. El alcalde independiente de la capital michoacana, Alfonso Martínez Alcázar, mejor conocido como “Poncho” o el ahijado del Bronco, no es la excepción, pretende que el Congreso del estado de Michoacán le autorice más de 600 millones de pesos dizque para instalar luminarias que porque le saldrá la luz más barato a los morelianos, como si fuera a poner una luminaria en cada casa.

Lo que pretende el que se siente Virrey es instalar luminarias en el Centro Histórico y lógicamente en Altozano donde tiene su residencia para quedar bien con la clase política poderosamente económica. Sin embargo, diario hay quejas de los habitantes de colonias marginadas que carecen de energía eléctrica.

Poncho Martínez dividió a Morelia en dos: la de los pobres y la de los ricos. A la Morelia de los ricos les da todo a la Morelia pobre la tiene en total abandono, es más ni siquiera se para en ellas porque seguramente le echarán en cara su prepotencia e ineptitud.

La Morelia pobre se ha convertido en Favelas, la delincuencia hace de las suyas sin que nadie la frene, no hay obras, los baches son una calamidad para los automovilistas que ya no tienen para dónde hacerse pero el Virrey piensa que está haciendo bien las cosas, al menos eso le dicen sus prepotentes funcionarios que no sirven un carajo. Ah pero si hace reuniones con su equipo en una edificio de lujo donde tiene un piso para ellos solos donde maquinan su reelección.

Ni qué decir de los regidores, quienes se prestan a todo y la autorizan todo a este “dictadorcillo de pacotilla” convirtiéndose en cómplices de sus estupideces.

Maldigo la hora que voté por ti Poncho, esa es la expresión tardía de los morelianos que confiaron en él creyendo que de verdad era amigo del pueblo, que iba a ser el redentor de las causas populares.

Hoy se dan de topes en la pared.

Cuando los michoacanos creían que ya no existía el virreinato, estaban equivocados, pues en Morelia existe un Virrey llamado Alfonso Martínez Alcázar que se ostenta como presidente municipal. Sí, Poncho Martínez, ahijado político de “El Bronco” gobierna para unos cuantos: Para los que tienen el poder económico, a la gente humilde que se la lleve la Chin…ampa para él no valen nada y sólo obtienen su desprecio.

Para los humildes no hay obras, no, las obras, las pocas y pichurrientas obras que ha hecho son para beneficiar a la clase adinerada. Los permisos para abrir antros y cantinas, principalmente en el Centro Histórico están a la orden del día. Pero los inspectores de Reglamentos Municipales no pueden a ver a un pobre vendedor en la calle aunque sea en las colonias más humildes porque los amenazan con quitarles la mercancía y hasta llevárselos detenidos, mientras que la Comisión Estatal de Derechos Humanos a cargo de Víctor Serrato se duerme en sus laureles no le importa lo que les pase a los demás, ellos cobrando son felices

El gobierno independiente que encabeza el “Virrey de Morelia”, Alfonso Martínez Alcázar es el gobierno de la simulación y la mentira y ojalá que se vaya pronto y para siempre por el bien de los morelianos.

Poncho Martínez, después del fracaso como presidente municipal, pretende reelegirse, pero la gente no se puede equivocar dos veces y a poco más de un año para que termine su gestión ya se ganó el repudio generalizado de los morelianos.

Mientras tanto aumentan las Favelas gracias a Poncho Martínez.

!Pobre Morelia y pobres morelianos¡

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here