Por: José Cruz Delgado

La obsesión de Ricardo Anaya

El llamado Frente Ciudadano Por México compuesto por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, ya está cocinado y ahora falta que se pongan de acuerdo a ver quién es el candidato a la Presidencia de México, cosa que se vislumbra muy difícil porque diversos actores políticos quieren la “grande” y ninguno querrá retroceder en sus aspiraciones políticas.

Por un lado se encuentra Ricardo Anaya que amparado con los 32 dirigentes estatal del Partido Acción Nacional viene empujado para ser el “gandalla” y cumplir su máxima aspiración y convertirse en el sucesor de Enrique Peña Nieto.

Anaya intenta quitar de en medio a los pocos calderonistas que le estorban en sus aspiraciones y cerrarle el paso a la ex primera dama Margarita Zavala quien recorre el país en busca de lograr su candidatura por el PAN, pero con este Frente las cosas se le ponen muy difíciles y no le quedará otra alternativa que irse por la vía independiente lo que dividirá aún más a ese instituto político.

Hay muchos tiradores que buscan la candidatura para la Presidencia, entre ellos está también el gobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo, quien por cierto, hasta ahora no ha sido invitado a formar parte de dicho Frente pero dijo que espera lo “inviten. También ha dicho que quiere gobernar a México.

Pero también se ve difícil que la logre, incluso podría ya no solicitar licencia para retirarse del cargo como gobernador como lo tenía previsto para finales de noviembre o principios de diciembre. Quizá si no se hubiera concretado el Frente y el PRD fuera solo en los comicios del 2018 si sería el candidato pero ahora tiene mucha competencia enfrente.

Por cierto, en el PRD hay mucha inconformidad por esa alianza y también está fracturado y al final de cuentas, si es que llegan a acuerdos, el Frente irá directo al fracaso y no logrará sacar de Los Pinos al PRI.

El discurso de Anaya sigue siendo el mismo, está obsesionado, al igual que Andrés Manuel López Obrador  con sacar al tricolor para de nuevo gobernar, por cierto que las dos administraciones panistas: La de Felipe Calderón y Vicente Fox fueron un fiasco para los mexicanos, tan es así que no pudieron retener la Presidencia.

Ante este panorama, el PRI tiene la ventaja porque se encuentra unido y decidido a continuar en Los Pinos aunque la oposición diga lo contrario. Si bien es cierto que hay muchos priista que buscan la candidatura de su partido, al final de cuentas harán un frente común y llegarán en unidad a los comicios del 2018.

En fin, la moneda está en el aire.

Cambiando de tema, hay mucha inconformidad con el alcalde independiente Alfonso Martínez debido a que las calles de Morelia están totalmente destrozadas por los enormes baches y conforme pasan los días estos siguen aumentando y creciendo sin que el edil haga algo al respecto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here