Por: Fernando Pérez Chávez

La Pereza en la 74 Legislatura.

Desorden y Irresponsabilidad.

Congreso un Botín de Cargos.

La irresponsabilidad y el desorden se acentúan en la LXXIV Legislatura de Michoacán, conforme se acerca el término de su pésima gestión que será el 14 de septiembre, pese a que tienen muchos pendientes, pero los intereses personales de los diputados y el reparto de posiciones son más grandes que cumplir con su responsabilidad para la que fueron electos.

Y es que desde el pasado 16 de julio, debió realizarse el relevo en la presidencia de la mesa directiva del Congreso del Estado y que ocuparía Wilma Zavala, pero presidenta de la Junta de Coordinación Política María del Refugio Cabrera, convocó a sus integrantes hasta el 9 de agosto, pero la mandaron por un tubo porque únicamente se conectaron a la plataforma virtual Zoom, los coordinadores del Partido de la Revolución Democrática, Norberto Antonio Martínez y “el moches” Ernesto Núñez del Partido Verde Ecologista.

Sin embargo, volvió a convocar a los coordinadores parlamentarios de los siete grupos el 10 y 11 de agosto, pero ignoraron su llamado y ante esa situación la presidente de la Mesa Directiva, Yarabi Ávila, no ha renunciado por su nombramiento no tiene una fecha límite y nadie se lo ha pedido, así que sigue siendo la representante legal del Poder Legislativo, hasta en tanto el pleno de la 74 Legislatura designe a alguien más.

Otro actor que ha provocado otros nombramientos pendientes como el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que debió realizarse en diciembre de 2019 ha sido porque no se han puesto de acuerdo los diferentes grupos parlamentarios sobre el reparto de los cargos, toda vez que el Congreso del estado se ha convertido en un botín político para los legisladores.

Por otro lado, están pendientes los nombramientos de dos magistrados en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, dos en el Tribunal de Justicia Administrativa de Michoacán, el contralor interno del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán y el presidente o presidenta del

El Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personal y de tres de sus comisionados, luego de que el 12 de julio terminó el periodo para el que fue designada Reyna Lizbeth Ortega, como presidente, pero permanecerá en el cargo, hasta que la 74 Legislatura del Congreso del Estado logre ponerse de acuerdo para designar a quien habrá de relevarla.

Finalmente en esa misma situación está Areli Yamilet Navarrete, quien cumplió su periodo desde hace año y medio en el IMAIP, pero no ha sido relevada, además está vacante desde el tres de octubre de 2018 el puesto de comisionado que tenía Daniel Chávez y, al que de plano renunció el 28 de noviembre de 2018, sin que a la fecha los legisladores logren ponerse de acuerdo para las nuevas designaciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here