Por: Fernando Pérez Chávez

Detienen a “La Tuta”

No al “Tinte Político”

Y los Autodefensas

La captura de “La tuta” sin lugar a dudas ha sido un éxito, para el gobierno federal, pero ojalá y que las autoridades no utilicen esta detención con fines políticos, a un meses de que inicie el proceso electoral en Michoacán, para no desvirtuar el suceso y habrá que darles a los autodefensas el reconocimiento que merecen, porque sin ellos no hubiera sido posible su aprehensión y Michoacán seguiría en las garras del crimen.

Sin embargo, en este ambiente triunfalista será coincidencia la visita del secretario de gobernación Miguel Angel Osorio Chong a Michoacán, para supuestamente evaluar el Plan Michoacán o será para buscar reposecionar al PRI y darles línea a los delegados federales, luego de que los partidos políticos PAN y PRD se resisten a reconocer la aprehensión de Servando Gómez Martínez,  el cual logro someter a las instituciones, a la sociedad y logro controlar al gobierno.

Ahora bien, no se pueden echar las campanas al vuelo, después de la detención de La Tuta y se debe mantener la estrategia de seguridad implementada en Michoacán, especialmente en la región de Tierra Caliente, porque es evidente que tejió una red criminal y ésta no desaparecerá con la detención de su líder máximo y ahí están los Jefes de plazas, encargados de las finanzas y sicarios. Amén del grupo de informantes que tenían Los Templarios y ahora sin un solo jefe, algunos se unirán a otras células o formaran sus propias células.

En este contexto, se debe profundizar en el aspecto político, deslindando responsabilidades respecto a quienes le brindaron ayuda al capo; claro algunos políticos como Jesús Reyna, José Trinidad Martínez, entre otros y algunos alcaldes se encuentran presos, a la espera de juicio, pero hay más y las autoridades deben investigar, pero que se trate de una cacería de brujas sino de profundizar en las investigaciones para que se limpian las regiones y se descontamine el espectro político.

Y no es un éxito del gobierno federal, pese a que así lo pregonen las autoridades judiciales, porque sin la labor de José Manuel Mireles e Hipólito Mora,  presos no sabemos si  injustamente, además de otros como Papá Pitufo, difícilmente se habría logrado reducir a La Tuta, luego de que hace dos años Michoacán era un infierno de violencia e impunidad y por ello se organizaron los autodefensas en la Ruana y luego en Tepalcatepec para enfrentarse a este grupo delincuencial.

Por otro lado, el capo oriundo de Arteaga, logro establecer un sistema de terror en buena parte de Michoacán, a través de la extorsión y de la muerte, con la compra de diversos políticos, entre ellos alcaldes y funcionarios del gobierno estatal. A tal grado que el crimen organizado en Michoacán penetro todos los sectores y eso obligó al gobierno federal a intervenir y nombró al comisionado, Alfredo Castillo, el cual traiciono a la gente que antes lo había apoyado y fue de esa manera como Mireles y Mora terminaron en la cárcel.

Finalmente hay que cuidar los otros puntos y lo que es evidente es que hay que fortalecer a la autoridad que encabeza el gobernador sustituto Salvador jara y reestablecer el tejido social, indispensable para soportar cualquier otro embate delincuencial y no cabe duda que en plena época electoral y después de golpes fuertes al gobierno priista federal, esto es una bocanada de aire puro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here