Por: Fernando Pérez Chávez

Alfredo y el Síndrome de la Derrota.

Militancia no Perdona la Imposición.

Delgado Usa los Vehículos de la SSP.

Con el síndrome de la derrota, el diputado local con licencia y candidato a la gubernatura de Michoacán de la coalición Morena-PT, Alfredo Ramírez Bedolla inicio su campaña en busca del Solio de Ocampo, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador mandó al diablo a las instituciones democráticas y a la militancia de Morena, que construyó ese partido en el estado.

Y es que la imposición de Alfredo Ramírez y de los diferentes candidatos a diputados locales y federales, así como a presidentes municipales no serán apoyados por la militancia de Morena, porque no fue tomada en cuenta en las postulaciones a los diferentes cargos de elección popular que estarán en disputa el próximo 6 de junio de Michoacán.

Ante esta situación su llamado de los candidatos al voto masivo y a la unidad, será en contra de los candidatos de Morena, porque la supuesta oposición de la izquierda repite la tendencia que la caracterizan de buscar derrotas, estimulando las agudas divergencias internas y desatando el malestar entre sus partidarios, porque no hay democracia, solo en el discurso.

Sin lugar a dudas el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador y del títere de Mario Delgado ha sido errático, sin cohesión, sin proyecto de nación y sin respeto a las instituciones y la constitución, así que repite los errores del pasado que lo descalifican como un adversario confiable, se contradice y cuando se equivoca culpa a los conservadores de sus pifias.

Sin embargo, en el pecado el presidente y su partido llevaran la penitencia y el castigo de la militancia será no apoyar a todos los candidatos de Morena, pero no sólo en Michoacán sino en todo el país y otro ejemplo claro es el de Guerrero en donde desde Palacio Nacional se ordenó la postulación de la hija de Félix Salgado Macedonio pasa por encima de la militancia y de las mujeres y hombres que construyeron con el tabasqueño, ese partido.

Por otro lado, el maltrecho dirigente nacional de Morena, Mario Delgado y el candidato a la gubernatura de Michoacán, Alfredo Ramírez siguen adelante con su actitud triunfalista, porque saben que la 4T no pasará en Michoacán y una prueba de ello fue el desaire de la militancia al evento de inicio de campaña en la Plaza de San Francisco de la capital del Estado de Michoacán, pese al acarreo de personas de todo el estado.

Finalmente está claro que Mario Delgado y Morena no aprendieron la lección y luego de que el INE les canceló las candidatos a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, ahora el dirigente nacional protagonizó un nuevo error legal y en el marco del arranque de la campaña de Alfredo Ramírez Bedolla, Mario Delgado apareció en el Centro Histórico de Morelia acompañado de vehículos ostentosos de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México, se trata de una camioneta marca Jeep, modelo Grand Cherokee, con placas 498 XRL de la CDMX, modelo 2011, pero el cínico dirigente negó tal acusación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here