Por: Fernando Pérez Chávez

Acude Silvano a Palacio.

¡AMLO, no lo Recibirá!.

Pruebas-Narcoelección.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, es un cobarde por no recibir al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, quien le tomó la palabra y acudió a Palacio Nacional para presentarle las pruebas de los vínculos de su partido Morena con la delincuencia organizada y de su intervención en los comicios del pasado 6 de junio para que ganará Alfredo Ramírez Bedolla la gubernatura del estado.

López Obrador demuestra una vez más que no es un hombre de palabra y si primero le pidió las pruebas a Silvano Aureoles, porque no tiene el valor civil para recibirlo, porque supuestamente es un tema electoral, pero es un tema también de seguridad nacional, que es el problema más grave del país y que corresponde al poder ejecutivo garantizarla.

Y aclaro que de ninguna manera estoy defendiendo al gobernador de Michoacán, pero el presidente tiene la obligación de recibirlo a él y a todos los mandatarios del país para tratar este y otros temas que afectan a los michoacanos, pero como si recibió a Enrique Alfaro de Jalisco y a Javier Corral de Chihuahua, críticos del presidente y Silvano tendrá que seguir esperando.

Según López Obrador a él no le corresponde ver temas electorales y recomendó a Aureoles Conejo que vaya ante las autoridades correspondientes, como el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Federal Electoral y la Fiscalía General de la República, en caso de tratarse de cuestiones judiciales, que seguramente enfrentará a partir del primero de octubre que termina su pésima gestión.

Por otro lado, presidente aseguró que el gobernador michoacano busca los reflectores de los medios de comunicación en el marco de la conferencia matutina, porque “no es poca cosa” (la mañanera) y tiene razón como las utiliza él para atacar a sus enemigos, para manipular a los mexicanos y para hacer campaña en favor de Morena.

Finalmente no se puede descartar que Silvano Aureoles Conejo, busque protegerse para evitar la cárcel, porque el presidente ordenará a Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, a Arturo Herrera, secretario de Hacienda y al gobernador electo de Michoacán, Alfredo Ramírez una investigación a fondo para meterlo a presión, luego de que su candidato Carlos Herrera Tello, perdió los comicios del pasado 6 de junio y no podrá cubrirle las espaldas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here