Por: Redacción/Plural

Morelia, Mich., a 12 de febrero.-El libro “Constitución de Apatzingán, Bicentenario 1814-2014”, proyecto editorial apoyado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la Secretaría de Cultura de Michoacán, fue presentado en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

El libro de gran formato, que reúne ensayos de la pluma de catedráticos expertos en el tema, también cuenta con escritos de la autoría de alumnos ganadores del concurso de ensayos jurídicos promovido el año pasado.

Ante académicos y alumnos reunidos en el patio central del plantel universitario, Marco Antonio Aguilar Cortés, titular de la Secretaría de Cultura de Michoacán expresó que ninguno de los constituyentes de Apatzingán pensaba en crear una constitución, ya que un documento de tal naturaleza debía ser hecho con la participación del pueblo con el establecimiento de órganos populares, de ahí que demostraran su respeto a dicho término y le denominaran “Decreto Constitucional para la libertad de la América Mexicana”, el cual dijo, tiene estructura y esencia para ser considerada una de las más importantes cartas magnas de la historia del país.

Dicho texto, indicó Aguilar Cortés, fue un arma jurídica de los insurgentes y tan poderosa fue que hizo temblar al virreinato, ya que también integraba un tribunal, lo que hablaba de la seriedad de sus acciones e intenciones.

El también catedrático del plantel anfitrión explicó dicho decreto no salió de la nada ni apareció por arte de magia ni por generación espontánea, pues fue el esfuerzo de muchas generaciones, y grupos que llegaron a un proceso de síntesis, Agregó que la Constitución de Apatzingán tuvo una de sus raíces en la Constitución de Bayona, normatividad que hizo temblar a Europa y España y que establece que los seres humanos de las colonias españolas tendrían los mismos derechos y serían considerados españoles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here